¿Atiendes o conquistas a tus clientes?

Home / Blog / ¿Atiendes o conquistas a tus clientes?

¿Atiendes o conquistas a tus clientes?

 

¿Cómo enamoras a tus clientes? ¿Qué experiencia les creas? ¿Conoces realmente lo que buscan, sus necesidades, deseos..? ¿Cuál es tu valor añadido? ¿Cómo lo trabajas? ¿Vuelven tus clientes? ¿Por qué? ¿Qué es lo que más les gusta? ¿Y lo que menos?

¿Te has hecho alguna vez estas preguntas? Estas son las cuestiones que marcan la diferencia entre despachar a un cliente o conquistarlo, entre que un cliente te compre o mantenga su fidelidad, que te recomiende o que te olvide.

Y ahora te preguntarás, y ¿cómo enamoro a mis clientes?

Para empezar, ¿conoces a tus clientes, sus necesidades, deseos?

Está claro que si tus clientes van a buscarte es porque tienes algo que ellos necesitan, pero ¿les ofreces algo más?, ¿se llevan algo además que tu producto?

El secreto de las grandes marcas no está sólo en ofrecer un producto de calidad, sino en satisfacer lo que hay detrás de ese producto: necesidades, expectativas, deseos, emociones..  Los clientes creen que compran productos cuando en realidad buscan experiencias de compra.

¿Cuáles son las expectativas de tus clientes? ¿Trabajas por superarlas? Seguramente tengas ese algo especial que haga que tus clientes quieran volver, incluso algo de lo que ni siquiera ellos sean conscientes pero les haga sentir bien y repetir. Puede ser la sonrisa y amabilidad con que siempre se les recibe,  un ambiente acogedor y cómodo que invite a quedarse, puede que aprecien que tengas detalles con ellos,  que ofrezcas algo diferente que otros no tienen… ¿qué te hace especial?

Si les alegras el día seguro que querrán volver

¿Te ha ocurrido alguna vez tener un mal día y entrar en un bar donde se actitud2 (1)preocupan por sacarte una sonrisa y agradarte el día? Siempre vuelvo a esos lugares donde me hacen sentir bien, y si alguien me pregunta por un lugar agradable son los primeros en mi lista.

A veces nos centramos más en el producto, en un precio competitivo, ofertas, descuentos, regalos.. y pasamos por alto lo más importante, que somos personas y nos gusta sentirnos bien y que nos hagan sentir importantes, LA ATENCIÓN CON MAYÚSCULAS. Esto es lo que mejor puede diferenciarte, la excelencia en tu trabajo, la excelencia en el trato.

¿Cómo recibes a tus clientes? ¿Les cuidas o les atiendes? ¿Les ofreces siempre lo mejor de ti? ¿Qué impresión crees que se llevan? ¿Cómo crees que se han sentido? ¿Podrías hacerlo mejor?

 

¿Qué actitud escoges cuando trabajas?

Tu manera de tratar a tus clientes depende de la actitud que escojas cada mañana al ir a trabajar, sí has leído bien, la actitud que escojas, porque la elección es sólo tuya. ¿Cómo quieres sentirte cuando trabajas? ¿Cómo quieres hacer sentir a tus compañeros, proveedores, clientes..?

actitud 3 (1)

Cuando entres a trabajar elige hacer que sea un gran día para ti y los que te rodean. Quizá no podemos hacer aquello que más nos gustaría en este momento, pero si podemos escoger disfrutar de lo que hacemos. El cariño que pones al hacer tu trabajo es el mismo que perciben tus clientes.

haz
Ten un gran día!

Alba Soriano
Entorno&Estrategia

Related Posts

Leave a Comment

identidad visualFOTOS ARTICULO